Libélula Blú

Retazos de mi, que vuelan convertidos en libélulas

Perder la razón y no correr a buscarla.


Comienza a agotarme esa insistencia de pensarlo todo. Racionalizar sin tregua. La que me empuja a no sentir, porque el sentir –algunas veces parece– es muestra de intolerable inmadurez  y acumulación de estupidez.

Extraño sentir.

La razón me sobrepasa tantas veces. Se me agolpa en la garganta y me ahorca. No siempre sé que hacer con ella. Todo lo racionalizado se transforma en una carga inútil.

Por cuánto tiempo nos dedicamos al culto de la razón y la descalificación del sentir. Y me refiero a caminar de la mano de los impulsos. Obligarnos a actuar, obviando la razón.

¿De qué sirve saber de dónde viene el todo, de qué se componen las partes?

Algunas veces saber solo abre la puerta a los fantasmas que no saben de razones. Suelta a los demonios y estos no obedecen a nadie.

Lo cierto es que  caminamos en círculos.

En algún punto hay que romper esta afición de ir como perros, persiguiéndonos la cola. Dejar de buscarle a cada acción, una razón. Y dejar abierta la posibilidad de sentir sin restricciones.

Anuncios

4 comentarios el “Perder la razón y no correr a buscarla.

  1. schwarze_wolke
    30 marzo, 2011

    despues de creer comprenderlo todo miramos atras y le decimos a los que sienten, no sean como nosotros por que al saber desandaran y sabran que no querian saber. Que dichosos que sienten sin pensar pero despues vemos que por que no saben tampoco saben sentir o no como pensamos y tratamos de enseñarles y les quitamos el sentir. Y en el afan de librar a otros de la condena los arrastramos a ella. Pero sin cuestionar llegaremos a oir… – Y que se siente mama,-shhh no preguntes- que no es bueno andar sabiendo esas cosas.
    Pero talves hay ahi alguien q sabe y tambien quiere saber sentir y saberse sentido.

  2. zankowito
    30 marzo, 2011

    Nos han ido enseñando que el sentir debe ser como un secreto y que nos guiemos por razones, buscar un pretexto que vaya más lejos del sentimiento y darle un motivo tangible. Así somos, tenemos miedo.

  3. Amante de la vida
    17 junio, 2011

    Libélula Blú, excelente blog, animo, sigue cultivandolo con tus pensamientos, sigue permitiendonos entrar a éste mundo mágico de tu mente, publica más.

    Gracias por tan interesantes y atinados relatos

  4. Spinova
    18 noviembre, 2011

    Menos mal, soy un tipo prevenido y tenía en mi blog un link al tuyo. Andaba buscando a la libélula en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 marzo, 2011 por en Uncategorized.

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: